Micro Bit se expande al mundo como proyecto educativo

Micro Bit

La fundación sin fines de lucro Micro Bit Educational Foundation lleva a cabo en el Reino Unido un proyecto educativo para enseñar a programar a niños y niñas del país. A principios de este año, cerca de un millón de estudiantes recibieron la microcomputadora llamada Micro Bit en la que colaboran la BBC y empresas tecnológicas como Microsoft, Cisco, Bluetooth y Samsung.

Recientemente el proyecto se ha extendido fuera de los muros británicos y ha vendido los dispositivos a escuelas de Países Bajos y de Islandia. El director ejecutivo de la fundación Zach Shelby anunció que pretende expandir el proyecto a toda Europa y que la Micro Bit la obtengan 100 millones de personas antes de acabar el 2016. La ambición global del proyecto no limita fronteras o idiomas. Por ello, ya está realizando nuevas versiones en distintas lenguas como noruego y holandés. Así se garantiza una mayor demanda y un eficaz empleo del producto en los centros docentes. Shelby aseguró que para el próximo año, se tiene como objetivo actualizar el hardware para mayor potencia y apuntar hacia el mercado chino y norteamericano. Se espera que en los 5 o 10 años que siguen se vendan decenas de millones de Micro Bits.

Actualmente el precio de venta, sin contar con el precio de las baterías, es de £13 (USD 16). Se analizan soluciones en aras de reducir este precio para países en vías de desarrollo. La fundación afirma que su producto está destinado a usuarios con escaso o nulo conocimiento de programación. Por eso el precio de la Micro Bit es mayor a otras microcomputadoras como la Raspberry Pi Zero, por ejemplo.

Características de la Micro Bit

  • Es una tarjeta de circuitos no más grande que la palma de una mano, con una serie de 25 ledes.
  • Contiene un chip Bluetooth para conexión inalámbrica y un conector de micro USB.
  • Puede programarse para mostrar letras, números y otros caracteres o símbolos.
  • Incluye un acelerómetro y una brújula, además de anillos para conectar otros sensores.
  • Par escribir el código, los usuarios lo hacen a través de una aplicación con una elección de cuatro lenguajes de programación basados en una PC, una tableta o teléfono inteligente, en lugar de escribirlo directamente en la computadora. Luego transfieren los códigos a Micro Bit que permite proyectar mensajes, registrar movimientos, entre otras tareas, como un dispositivo independiente.
  • Puede agregarse los códigos a otros dispositivos para simular instrumentos musicales o formar el núcleo de un robot.
  • Permite transmitir información a otras máquinas a partir de una nueva aplicación incorporada.

Características de la Micro BitLas niñas como público específico

Uno de los objetivos fundamentales del proyecto es motivar a las niñas hacia la programación y la profesión como informáticas. Una encuesta realizada por la BBC a 147 niñas antes de conocer la Micro Bit, develó que el 23% estudiaría algo relacionado con la informática. Esta cifra aumentó a un 39% después de experimentar con la microcomputadora.

Según Zach Shelby, la mayoría de los proyectos de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) están dirigidos a un público fundamentalmente masculino. Por ello, Micro Bit piensa conquistar el sector femenino, desde edades muy tempranas, con experiencias nuevas e interesantes.

Otro de los grandes atractivos es que los estudiantes mayores, podrán insertarse en el diseño y remodelación del hardware. Por supuesto que no podrán construir desde cero el dispositivo, pero podrán incorporarle nuevos sensores o modificarlos, según sus propios gustos y necesidades y así obtener distintos modelos. De esta manera, los más jóvenes incursionarán con la electrónica, un mundo en el que las féminas también somos menorías.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *